lunes, 20 de noviembre de 2017

Lastimoso Avance de la Izquierda Cultural dentro de la Iglesia

Dos nuevos Obispos auxiliares en Argentina son "Curas Villeros"


Buenos Aires, Lunes 20 Nov 2017 (AICA): El Papa Francisco nombró obispo titular de Lacubaza y auxiliar de la diócesis de Lomas de Zamora al Pbro. Jorge Ignacio García Cuerva, santacruceño de 49 años, del clero de la diócesis de San Isidro, actualmente párroco de Nuestra Señora de la Cava, en Béccar. 

Al mismo tiempo el Papa nombró obispo titular de Tasbalta y auxiliar de la arquidiócesis de Buenos Aires al Pbro. Gustavo Oscar Carrara, porteño de 44 años, del clero de la arquidiócesis primada, actualmente párroco de Santa María Madre del Pueblo y vicario episcopal para las villas de emergencia de la ciudad de Buenos Aires. 



Pbro. Jorge Ignacio García Cuerva

Este Sacerdote nombrado Obispo por el Papa Francisco Nació el 12 de abril de 1968, en Río Gallegos, provincia de Santa Cruz. Tras sus estudios primarios y secundarios, cursó varios años de la carrera de Derecho, que interrumpió para ingresar al Seminario de San Isidro. Posteriormente, en 2009, siendo ya sacerdote se graduó de Abogado en la Universidad Católica de Salta. 

Realizó sus estudios de filosofía y teología en el Instituto San Agustín, de la diócesis de San Isidro, filial de la Facultad de Teología de la Pontificia Universidad Católica Argentina Santa María de los Buenos Aires (UCA), obteniendo el grado de bachiller en Sagrada Teología. Es licenciado en Teología, con especialidad en Historia de la Iglesia (2003) y licenciado en Derecho Canónico (2016).

Recibió la ordenación sacerdotal por imposición de manos de monseñor Alcides Jorge Casaretto, en la catedral San Isidro Labrador, el 24 de octubre de 1997. Está incardinado en la diócesis de San Isidro. 

Tras su ordenación cumplió los siguientes ministerios y oficios: 

De 1997 a 2005, vicario parroquial en “Nuestra Señora de la Cava” en la villa de emergencia La Cava, de Béccar; de 2006 a 2014, párroco de Santa Clara de Asís, en la localidad de El Talar; y de 2014 a la actualidad, párroco de Nuestra Señora de la Cava. 

De 2012 a la actualidad, vicepresidente primero de Caritas San Isidro; y miembro de la Comisión Nacional sobre la drogadependencia de la Conferencia Episcopal Argentina hasta el año 2013. 

Es asesor en Derecho Canónico del Obispo, y promotor de Justicia en el Tribunal Interdiocesano San Isidro-Merlo-Moreno. 

De 1998 a 2017, delegado diocesano de la Pastoral Penitenciaria; de 2007 a 2014, delegado regional de Pastoral Carcelaria; de 2010 a 2017, representante de América Latina y el Caribe en la Comisión Internacional de Pastoral Carcelaria (Iccppc); y desde febrero de 2017 a la actualidad vicepresidente de la Comisión Internacional de Pastoral Carcelaria (Iccppc). 

Es además miembro del Secretariado Nacional de Pastoral Carcelaria de la Conferencia Episcopal Argentina; capellán de unidades carcelarias en la provincia de Buenos Aires; y coordinador de la pastoral carcelaria en el Departamento de Justicia y Solidaridad del Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam)






Comentario:
Faltó resaltar en el extenso Currículum del P. Jorge Ignacio García Cuerva, muy bien atornillado a la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) y al Consejo Episcopal Latinoamericana (CELAM), que bautizó a los “hijos” de un famoso transgénero que se hace llamar Florencia Trinidad (1976-), desviada estrella de la televisión argentina en varias series de Telefe - Canal 11, de Buenos Aires.

Su nombre es Roberto Carlos Trinidad, nacido en Resistencia, Provincia de Chaco. Roberto comenzó la transición de hombre a “mujer” a los 17 años, primero como “Karen” y luego, por sugerencia de su novio, como “Florencia”. Desde entonces, él se hizo la cirugía de cambio de sexo.


En 2010 fue reconocido legalmente como una “mujer”, y cambió su nombre legal a “Florencia De La V”, el primero en hacerlo en Argentina. Se casó con un dentista, su pareja desde 1998. En 2011, un año después, “Florencia” y su marido hicieron en un instituto de California los procedimientos para la compra de un ovulo y rentar un vientre materno, y nacieron Paul Alexander e Isabella.

En el día que Paul Alexander e Isabella cumplieron un año de edad, los gemelos fueron “bautizados” en el barrio de Retiro, en la Basílica del Santísimo Sacramento. Esta es una de las Basílicas preferidas en Buenos Aires, Argentina.


Otras iglesias locales se negaron a la petición del bautismo porque la “actriz” Florencia Trinidad no fue bautizado como mujer, sino como hombre cuando se llamaba Roberto Carlos Trinidad. Contrataron entonces al Padre Jorge García Cuerva, quien era párroco de Santa Clara de Asís, Iglesia en El Talar, Tigre, amigo del entonces Cardenal Bergoglio y de Mons. Vicente Oscar Ojea, quien fue elegido Presidente de la Conferencia Episcopal Argentina hace poco más de 10 días. 

Se concluyó el acuerdo con el Padre Jorge durante la estancia de “Flor” en Miami y no puso ningún impedimento para bautizar a los niños. Asimismo, durante la ceremonia algunos afirman que el sacerdote dio a la pareja gay la Santa Comunión.

El Padre Jorge Ignacio García Cuerva es ahora nombrado Obispo de la Iglesia Católica... ¡Aunque usted no lo crea! 


Ver más de este espeluznante caso en los siguientes enlaces:

Flor de la V bautizó a sus mellizos en la Basílica del Santísimo Sacramento

Bautizaron a los "hijos" de un travesti en el Santísimo Sacramento

Bergoglio retó en público a sus propios curas





1 comentario:

  1. El sodomita travesti Roberto Trinidad públicamente afirmó que impondrá a los niños la ideología de género en contra de la doctrina moral de la Iglesia católica además de que los "padrinos" del sacrílego también son sodomitas.
    Roberto Trinidad: “Día a día me ocupo en formarlos como personas pensantes y desprejuiciadas.”
    https://gloria.tv/video/P1qyjx6SMT9M3TZXPaxJ8bZaY

    Posición de la Iglesia católica:
    El Derecho Canónico 868 § 1 Para un bebé para ser bautizado legalmente se requiere:
    1 ° que los padres, o al menos uno de ellos, o la persona que legalmente toma su lugar , de su consentimiento
    2º que haya esperanza fundada de que el niño va a ser educado en la religión católica; si falta por completo esa esperanza, debe diferirse el bautismo, según las disposiciones del derecho particular, haciendo saber la razón a sus padres.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...